Cómo hacer un plan de negocio

Cómo hacer un plan de negocio

El plan de negocio de toda empresa no deja de ser un documento en el que se plasman las bases de nuestro proyecto, los objetivos a alcanzar y los medios y recursos necesarios para la consecución de los mismos. Te contamos cómo puedes desarrollar tu plan desde cero.

plan de negocio

Aunque no existe un plan de negocio único, hay muchos puntos afines a todas las empresas:

1. Resumen ejecutivo: Dicho elemento sirve para captar la atención de los futuros inversores, por lo que debe ser un breve y es conveniente realizarlo después de tener creado todo el plan de negocio. Es la piedra angular de todo el plan. En él incluiremos la idea de negocio, el tamaño del mercado o el crecimiento esperado, el target o público al que nos vamos a dirigir, la inversión necesaria, los hitos fundamentales y los objetivos a corto, medio y largo plazo.

2. Descripción: tanto del producto o servicio como la descripción de las necesidades que cubre. Éste también sería buen momento para hablar del valor añadido que nuestro producto supone para el mercado.

3. Elaboración de DAFO: Es importante plasmar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de nuestro negocio.

5. Mercado potencial: Descripción del mercado en términos de tamaño, consolidación, barreras de entrada y salida, factores clave de compra para los consumidores.

6. Amenazas: o competencia exterior que el negocio tiene. Comparativa con nuestros competidores, análisis de sus estrategias, ventaja competitiva frente a ellos.

7. Plan financiero: Detalle de las líneas de ingresos y planificación mensual, trimestral y anual. Necesidades de financiación.

8. Equipo directivo: Según la Universidad de la Rioja, esta sección es la segunda en la que se suelen fijar los inversores. Después del resumen ejecutivo, quieren saber si el equipo directivo es capar de llevar a cabo el negocio: “I invest in people, not in ideas”. Un equipo directivo potente ha de tener una visión común y capacidades complementarias. Es importante diseñar un organigrama que no sea rígido, puesto que la empresa es un organismo vivo en continuo cambio que tendrá que adaptarse a circunstancias variables.

9. Plan de implantación: En este momento, podríamos presentar casos piloto o pruebas que hayamos realizado. Además, es conveniente diseñar un calendario de implantación con diferentes hitos y momentos que va a vivir nuestra empresa y vincularlos con los principales responsables de cada hito.

10. Estrategia de Marketing y Ventas: Definición del posicionamiento y de la estrategia de Marketing a seguir para alcanzar el volumen de negocio deseado. Planificar el coste de adquisición, los medios utilizados desde el punto de vista de comunicación on y offline, los proveedores que vamos a necesitar, etc… Es importante, asimismo, prever los programas de captación y de fidelización.

11. Riesgos y plan de contingencia: Aunque lo deseable no sea tener que llegar a este momento, es necesario que la empresa parta con un hipotético plan de crisis ya definido. En este punto convendría evaluar los ítems impredecibles que puedan suponer una amenaza a nuestro mercado, como puede ser la entrada de un nuevo competidor.

¿Crees que la elaboración de un plan de negocio es una tarea fácil? Sin duda, es la base de todos los negocios y debería enfocarse como tal. Aunque hay empresas que delegan la tarea de la creación del plan a terceros, nadie como nosotros mismos va a conocer el verdadero sentido de nuestra marca.

Beatriz Gómez

Qué es una start up ¿Internacionalizo mi empresa? nuestra directora, Sandra Yagüe, nos da las claves
Your Comment

Leave a Reply Now

Your email address will not be published. Required fields are marked *