Comprar una empresa que ya existe: aspectos a valorar

Comprar una empresa que ya existe: aspectos a valorar

Aunque lo más habitual a la hora de crear una empresa es fundarla desde cero, también existe la opción de comprar un negocio que ya existe. Las ventajas de elegir esta opción es el ahorro de tiempo y dinero a la hora de plantear el desarrollo de negocio pero también debemos considerar ciertos inconvenientes.

comprar-negocio-existente

La opción de fundar un negocio sobre una empresa ya existente es menos habitual pero la realidad es que de ese modo evitamos los problemas iniciales de puesta en marcha inherentes a cualquier despegue empresarial.

A la hora de pensar en esta opción, por supuesto es importante tener en cuenta si el negocio que nos transfieren es viable y rentable; de ser así, deberías valorar esta opción muy positivamente.

Por otro lado, los expertos en este tipo de operaciones recomiendan que antes nos hagamos esta pregunta: ¿hasta qué punto el éxito de esta empresa se debe al actual dueño? Esto tiene especial sentido en el caso de negocios de hostelería o restauración, donde el cliente percibe de manera muy clara el cambio de cabeza al mando, en especial si tu antecesor era un excelente cocinero.

Por otro lado, otro de los aspectos clave a valorar es el fondo de comercio del propio negocio, esto es, el valor inmaterial derivado de factores como clientela, eficiencia, organización, crédito, prestigio…es decir, todo el cúmulo de intangibles que aportan el valor inmaterial al negocio.

En tercer lugar, es importante que te preguntes el motivo que conduce al dueño a vender su negocio. En este punto es importante que exijas transparencia al anterior jefe. Lo ideal en estos casos sería hacer una auditoría de cuentas.

Qué hacer si la empresa tiene empleados

En ocasiones, este modelo de adquisición de negocios lleva aparejada una plantilla de trabajadores. Si éste es tu caso, debes conocer en profundidad sus condiciones laborales así como su opinión acerca del negocio, etc…En este sentido, siempre es recomendable que cuentes con la figura de un abogado.

También es importante considerar si la empresa tiene inversores o si cuenta con otros socios. Piensa que si vas a liderar el negocio junto a ellos tendrás que conocer sus expectativas y objetivos con el negocio.

Por último, como en todas las empresas independientemente de que sean nuevas o antiguas, es necesario conocer todo lo que puedas el negocio en el que te vas a meter: características del mercado, clientes, competencia, productos, precio, costes…

Si te planteas esta opción de negocio, otro de los aspectos que deberías sugerir a la anterior dirección es que permanezca contigo en el negocio durante, al menos, 6 meses. Esta es la recomendación que hacen los expertos para asegurarte que no se destruye el fondo de comercio, ese intangible del que hablábamos antes.

¿Y tú, te plantearías esta opción a la hora de ponerte al frente de un negocio?

Beatriz Gómez

5 herramientas para hacer B2B desde casa (I) ¿Es viable mi idea de negocio?
Your Comment

Leave a Reply Now

Your email address will not be published. Required fields are marked *