¿Digitalizo mi PYME?

¿Digitalizo mi PYME?

La transformación digital de las empresas supone un reto en cuanto a gestión incluso más que la simple implantación de la tecnología. Esa estrategia de gestión, como siempre decimos, debe ser asumida por toda la organización. Hoy abordamos este asunto y recordamos los factores clave para integrar estos cambios en nuestra PYME.

digitalizar una PYME

Para las pequeñas empresas, la buena tecnología puede suponer un importante esfuerzo de inversión porque, además, hay que tener en cuenta a la competencia. En cualquier caso, todos los expertos coinciden en que este asunto no debería entenderse como un gasto, sino como como una inversión a medio y largo plazo.

Pero, ¿cómo asume mi empresa esta inversión?. En muchos casos, la mentalidad inquieta del emprendedor le incita a formarse por sí mismo/a para afrontar las necesidades que surjan en su empresa; si bien es cierto que la otra vía es invertir recursos económicos.

Otro punto a destacar es que la transformación digital de tu empresa no constituye un fin en sí mismo, sino que es parte de un proceso mediante el cual obtendremos determinados objetivos o resultados. Muchos empresarios creen que el hecho de tener una página web ya les convierte en una empresa digitalizada y la realidad indica que no es así. El siguiente paso, casi tan necesario como la web, supone un cambio de actitud. Para algunos, digitalizar una empresa o una marca se traduce en tener presencia -importante- en internet. Eso sí que es un auténtico reto.

Antes de abordar el proceso de cambio de tu PYME debes plantearte las siguientes cuestiones:

  • Analiza estratégicamente tu empresa para observar qué oportunidades tiene tu negocio desde el punto de vista digital.
  • Analiza, también, cuál es tu cadena de valor y quiénes son tus competidores. Así, valorarás en qué eres bueno y podrás centrarte en ello.
  • ¿Qué quieres conseguir? Cuantifica y valora a tu público objetivo.
  • ¿Qué hace tu competencia?
  • ¿Cómo voy a rentabilizar mi presencia online?

Por otro lado, es importante que todas las empresas pequeñas o medianas asuman el siguiente mensaje: no todos los productos se venden con la misma facilidad por Internet ni todos los clientes o mercados tienen la misma madurez.

En resumen, los pasos que tu empresa debería realizar a priori serían:

  • Realizar un plan de marketing proporcional a las necesidades y objetivos de tu marca. Así, podremos plasmar todo el contenido que aporta valor a nuestra empresa en un mismo proyecto y será más fácil identificar y priorizar nuestras acciones.
  • Además de realizar tu propio DAFO, analiza tu entorno. La competencia puede darnos mucha información.
  • Define muy bien tu público objetivo. El target es el santo y seña de toda empresa, y el universo digital arroja poderosa información al respecto que debemos saber gestionar.
  • Define tus objetivos pero no permitas que estos sean estáticos. Toda empresa debe saber acoplar y reorientar sus objetivos iniciales si el curso de los acontecimientos cambia. De hecho, es algo deseable en todas las marcas aun cuando la tendencia sea positiva.
  • Crea tu plan de acción.

Por último, os ofrecemos un dato a modo de reflexión: Según el Instituto Superior para el Desarrollo de Internet, sólo el 0,4% de las empresas están adecuadamente optimizadas para el comercio electrónico, venden sus productos por internet, con web responsive o adaptada al móvil y son activas en redes sociales.  ¿No crees que esto puede abrirte un poderoso horizonte?

Beatriz Gómez

Marketing para grandes clientes La Gamificación, la delgada línea entre el juego y el trabajo
Your Comment

Leave a Reply Now

Your email address will not be published. Required fields are marked *